INICIO  
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3.16)                                           De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. (Juan 5.25)                                           Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (Juan 8.32)                                           Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14.6)                                           Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. (Juan 14.23)                                          
MOTIVO PARA GUARDAR EL DÍA DE REPOSO
Pr. Evandro A. Ferreira
Ref: LA SANTA BIBLIA REINA & VALERA - 1960   BROADMAN & HOLMAN PUBLISHES - NASHVILLE, TENNESSEE
“Era día de la preparación, y estaba para comenzar el día de reposo. / Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento” (S. Lucas 23.54-56).
El texto citado y otros más, mencionados en los evangelios nos demuestran que Jesucristo y los discípulos reposaban el día sábado; y no solamente ellos, mas, todos los judíos.
Cuando el Señor Jesús vino al mundo él nació
“bajo la ley” (Gálatas 4.4), y por nacer bajo la ley, él se hizo maldición por nosotros:“Porque todos los que dependen de las obras de ley están bajo maldición... / Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición...” (Gálatas 3.10-13).
Los apóstoles, y los judíos nacieron y vivieron bajo del Pacto De La Ley: El Antiguo Testamento. Estuvieron bajo maldición de la ley, hasta el día que entregaron sus vidas a Jesucristo.
El Antiguo Testamento, fué dado a Israel por pacto religioso
(Éxodo 34.10-27), siendo también para ellos, la Constituición Nacional.
Mas la nación Israel rechazó y no quiso el gobierno de Dios
(I Samuel 8.6-8), e invalidaron su Ley (Jeremías 31.31-32).
“Y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros,... / Mas los hijos (de Israel) se rebelaron contra mí;... /profanaron mis días de reposo,... / Por eso les di estatutos que no eran buenos, y decretos por los cual no podrían vivir” (Ezequiel 20.20; 21.25).
Hasta la muerte de Jesucristo, estaba en vigor el Antiguo Testamento. Y fué cumplido en la cruz, para entrar en vigor el Nuevo Testamento. “Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. / Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que vive el testador" (Hebreos 9.16-17).
Jesucristo, cumplió la exigencia de la ley o sea: lo primero, el Antiguo Testamento, para instituir lo segundo, el Nuevo Testamento: “Y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre”. (Hebreos 10.9-10).
“Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (S. Juan 8.36).El Señor Jesucristo, con su vida, y su sacrifício, nos hizo libres del yugo, y de la maldición de la ley.“Porque así como por la desobediencia de uno hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, muchos serán constituidos justos” (Romanos 5.19).
Hoy, después de dos mil años, muchos de los que se dicen cristianos todavía no entienden que el precio por la salvación del hombre pecador fué totalmente pagado, pues la ley fué obedecida y cumplida por Jesucristo. Los discípulos y las mujeres no entendieron la magnitud del significado de las palabras de Jesús: “...Consumado es...” (S. Juan 19.30).
Ellos continuaron el reposo del sábado, bajo la ley de la nación judaica. Dios, llamó Saul de Tarso, experto de la ley, y hizo de él, (apóstol Pablo) doctor de la abundante gracia de Cristo.
Entonces los apóstoles reunidos en asamblea en Jerusalén, discutieron:
“Ahora, pues, por qué tentais a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? / Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos” (Hechos 15.10-11).
Y decidieron: "Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre , de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien" (Hechos 15:28-29).
Entonces, el motivo para que alguién diga que guarda el día de reposo y la ley, es porque no sabe que sigue una falsa doctrina, una herejía, pues, no sabe que por la ley, ya está condenado (Tito 3.9-11).
Porque, a si mismo, si alguién no peca, y no transgrede el día de reposo (cosa imposible), mas peca en cualquier otro día de la semana, de igual modo es transgresor de la ley y esta en condenación (Santiago 2.10).
“Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. / Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá” (Romanos 3.28; Gálatas 3.11).
PLAN DE SALVACION
Ester Ferreira
Ref: LA SANTA BIBLIA REINA & VALERA - 1960   BROADMAN & HOLMAN PUBLISHES - NASHVILLE, TENNESSEE
"Porque the tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3.16).
"...por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3.23).
"...Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6.23).
"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aqui todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5.17).
"Mas todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios" (Juan 1.12).
"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte" (Romanos 8.1-2).
"Porque todos los que son guiados por el Espiritu de Dios, éstos son hijos de Dios" (Romanos 8.14).
"y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios" (Romanos 8.8).
"Mas vosotros no vivis según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él" (Romanos 8.9).
"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las conyunturas y los tuétonos, y discierne los pensamiento y las intenciones del corazón" (Hebreos 4.12).
"Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi" (Juan 5.39).
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14.6).
"Dijo Jesús: Quitad la piedra. Martha la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya porque es de cuatro días" (Juan 11.39).
"Jesús le dijo: No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?" (Juan 11.40).
"De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto" (Juan 12.24).
"El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará" (Juan 12.25).
"...y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8.32).
"Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres" (Juan 8.36).
"El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva!" (Juan 7.38).
"Le respondió Simón Pedro: Señor, a quién iremos?" (Juan 6.68).
"Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!" (Juan 6.69).
  
Link asociado con esta página

MOTIVO PARA GUARDAR EL SÁBADO Y LA LEY "MOTIVO PARA GUARDAR EL SÁBADO Y LA LEY" (pdf)
  
------------------------------------------------------------------------

Para verlo puede ser que necesite otro software como Adobe Acrobat. TO Get FREE Acrobat Reader!   
No se pierda los próximos mensajes!
LA GRACIA Y LA MISERICORDIA DE DIOS
Pr. Evandro A. Ferreira
El precio ya fué pagado en la cruz
Pr. Evandro A. Ferreira
La iglesia y el legalismo religioso
Pr. Evandro A. Ferreira
Inicio

Para Acima  Arriba